La Academia Nacional de Seguridad Pública clausuró el curso de “Tráfico y Trata de Seres Humanos; Nacionalidades de Especial Interés / Visados y Fronteras”, realizado con la participación de dos Inspectores, dos SubInspectores, un Sargento, seis Cabos (1 mujer) y 15 Agentes (cinco mujeres), con un total de 26 participantes que fueron capacitados durante una semana.

Realizado con el objetivo fortalecer efectivos controles en puntos de interés, para la pronta aplicación de la ley y lograr inhibir la acción de los agentes del tráfico.

Desarrollaron contenidos relacionados con la situación actual de la legislación española e internacional, visado Schengen, aplicación normativa a la gestión de fronteras, rutas actuales de tráfico y trata de personas / modus operandi, trata de personas con fines de explotación sexual/laboral, nuevas modalidades, tipos de soportes en documentos de identidad y viaje, medidas de seguridad en documentos, tipología de falsificaciones en documentos de seguridad, especial referencia a las víctimas, interrogatorio: abordaje policial de las víctimas, casos prácticos de trata actuación administrativa con la víctima, control de pasajeros en aeropuertos, verificación operativa de documentos, técnicas y herramientas policiales en la investigación contra trata, matrimonios de conveniencia y otras conductas, documentos electrónicos, biometría aplicada a los documentos de seguridad, expedición de visados y casos prácticos.

La trata y el tráfico de personas son delitos que se han incrementado en forma alarmante en los últimos años, debido a las difíciles condiciones de vida en los países menos desarrollados, al endurecimiento de las políticas migratorias en los países industrializados. Los términos “trata de seres humanos” y “tráfico de migrantes” han sido usados como sinónimos pero se refieren a conceptos diferentes. El objetivo de la trata es la explotación de la persona, en cambio el fin del tráfico es la entrada ilegal de migrantes. En el caso de la trata no es indispensable que las víctimas crucen las fronteras para que se configure el hecho delictivo, mientras que éste es un elemento necesario para la comisión del tráfico.

El tráfico ha sido definido como la facilitación de la entrada ilegal de una persona en un Estado del cual dicha persona no sea nacional o residente permanente con el fin de obtener, directa o indirectamente, un beneficio financiero u otro beneficio de orden material.

Este curso fue impartido por la inspectora Silvia Paula Martin Almaraz y por el Subinspector Juan Miguel García Salguero, del cuerpo policial de España.

Trata-grupo