ANSP clausura el curso en Administración de Fuentes Humanas y Entrevistas, desarrollado en cuatro semanas, con la participación de 33 policías conformados por dos Sargentos, cinco Cabos y 26 Agentes (entre ellos cuatro mujeres).

La doctrina de inteligencia y contrainteligencia policial, indica que el procesamiento de la información conduce a la obtención de conocimiento, el cual es empleado para orientar la toma de decisiones en los ámbitos estratégico, operacional y para el Servicio de Policía, aportando valor significativo a la formulación de estrategias, cuya articulación permite identificar y contrarrestar amenazas a la seguridad pública.

El curso fue desarrollado con el objetivo de preparar al personal que realiza actividades de inteligencia y de investigación, frente a la descripción del protocolo para la obtención especializada de información a través de la adecuada administración de fuentes humanas que manifiesten la voluntad de suministrar información, que apoye la producción de inteligencia estratégica, operacional y para el servicio de policía.

La administración de fuentes humanas se origina a partir de la necesidad de obtener información oportuna y eficaz en materia de inteligencia y contrainteligencia, para la consolidación del servicio de inteligencia policial frente a un nuevo direccionamiento estratégico, orientado al cumplimiento de las políticas públicas de seguridad, al conocimiento de las amenazas, demandas sociales, para la garantía de los derechos y libertades públicas, de acuerdo a la misión, naturaleza y responsabilidades que tienen los organismos de seguridad en el orden nacional e internacional.

Fue impartido por instructores con amplia experiencia y trayectoria, Teniente Alexander Malagón Aguillón, 9 años en la Policía con pregrado en derecho, posgrados en docencia universitaria, derecho administrativo y en investigación criminal; Subcomisario Edwar Rodríguez Dicelis, 25 años en la policía y 23 en inteligencia, con pregrado en psicología y psicofilogía forense, técnico en servicio de policía e instructor policial y el Subintendente Oscar Javier Velandia Moreno, con 14 años en la policía y 12 años en inteligencia, con pregrado en derecho, estudiante de cuarto semestre de maestría en criminología y victimología, todos de la Policía Nacional de Colombia, gracias con la cooperación de la Agencia INL de la Embajada Americana en El Salvador.