La mayor satisfacción a nivel personal que tengo es estar al frente de la institución durante ocho años y medio, sin haberlo propuesto, sino que el destino me llevó a eso, en ser el director general de la ANSP que más tiempo ha durado en el cargo.

¿Cuál fue su principal visión al asumir el cargo de director general de la ANSP?

La principal visión con la que iniciamos la conducción de la Academia Nacional de Seguridad Pública, era elevar la calidad de la formación policial, llevarla a un nivel de mayor profesionalismo, de mayor nivel académico y por otra parte también profundizar las relaciones de democratización dentro de la misma Academia; quiere decir la relación entre autoridades, funcionarios, empleados y diferentes miembros que la integran.

Teníamos información que había mucho segmentarismo y separación entre profesores, personal policial en comisión de servicio o entre jefaturas, hubo períodos en los que supimos que ni siquiera entre las autoridades había entendimiento, directores que no se entendían totalmente con los subdirectores, consejos académicos que iban por una vía distinta de la dirección. Direcciones que hubo en la ANSP que prescindieron del Consejo Académico en algunos periodos, todo eso nos pareció una dispersión y era necesario entonces tener una conducción más unificada y por otra parte más democrática; es decir que los trabajadores y trabajadoras tuvieran vos, representación, eso a nivel interno; pero en lo externo la mayor democratización significaba que la ANSP realmente honrara lo que le manda la Ley Orgánica en términos de que tiene que ser una institución cuya selección de aspirantes a policías sea de manera amplia, no excluyente, ampliamente participativa, que llegue a la mayor cantidad de la población, que tengan la oportunidad de convertirse en alumnos de la academia por una parte y después en futuros policías. En resumen podemos decir en profesionalizar y democratizar, esas dos fueron las grandes visiones que traíamos desde el inicio de esta administración.

Siguiendo esa visión los primeros cambios que hicimos fue revisar la currícula, como es la esencia de la formación, la currícula en formación inicial en la categoría agente.

Afortunadamente coincidió nuestro interés y nuestra visión también, ya teníamos una idea de cuál era el tipo de formación que se había impartido por mucho tiempo en la academia, tenía 17 años y medio de funcionamiento para ese entonces y sabíamos que la academia había cumplido su labor, la había cumplido cuantitativamente ya había formado más de 25,000 personas en aquel momento, estaba la policía funcionando, eso no se puede negar; pero si sabíamos que había deficiencias, muchas deficiencias había todavía un resabio acerca de la visión de la formación policial con fundamentos o con resabios de carácter militaristas castrense y eso no es bueno para una institución policial, profesional, civil como se describe tanto en los Acuerdos de Paz como en la Constitución de la República como en las leyes.

Teníamos entonces la primera misión que era revisar la currícula que coincidió con un diagnóstico que estaban realizando dos oficiales del Cuerpo Nacional de la Policía de España, con experiencia en formación, el jefe de estudio de la Escuela de Ávila y el jefe de Formación Continua de esta institución policial, ese diagnóstico lo había realizado desde el 2008 y en el 2009 nosotros recibimos el resultados.

Hubo una feliz coincidencia, ellos planteaban que era necesario eliminar algunos resabios de una formación que era demasiado asfixiante para el alumno. Al alumno se le veía como un objeto receptor de una cantidad de conocimientos que le dejaban poco margen para el ejercicio libre de su criterio de su pensamiento del ejercicio de ciudadanía. Esto se expresa en algo que siempre lo voy a tener bien claro “una maya curricular asfixiante” no se le permitió al alumno, se le cuadriculó el día desde que amanecía hasta que dormían, no tenía espacio de libertad, estoy hablando de libertad arreglada pues estamos en una academia, no es que le quede tiempo libre para irse donde quiera, pero un espacio que no esté determinado por una autoridad superior, que le quede espacio libre para que en las tardes el estudiante decida que materias puede estudiar más de manera individual o si ese espacio lo va a ocupar a complementar su acondicionamiento físico u otro tipo de saberes que un policía para una sociedad democrática necesita.

¿Cuales han sido los logros más significativos que puede destacar luego de 8 años al frente de esta institución?

Los principales logros han sido primero acomodar una currícula adecuada, desafíos de un policía primero en un contexto de mucha violencia, eso significa que debemos preparar que tengan todas las capacidades para contrarrestar cualquier ataque delincuencial del tipo que sea y por otra parte que tengan bien claro que garantizar la seguridad de la población no puede ser a cualquier precio, no es a cualquier costo. En el Estado Democrático del Derecho no puede ser así, hay límites, hay que respetar los derechos humanos, hay que respetar las técnicas, los procedimientos y los protocolos para la actuación policial, especialmente a lo que se refiere en el uso de fuerza y para ello hicimos los cambios adecuados en la currícula; así como elevar las capacidades, empezamos asumir la formación por competencias, llevarla a un mejor nivel para que el policía no solamente sea receptor de conocimientos, sino también un receptor de habilidades, un interlocutor con los docentes, que no solo el docente dicte la clase sino que cada individuo aprende haciendo y también incluirles los valores de una policía democrática, de un policía sujeto a la legalidad, un policía que rinde cuentas a la sociedad que sirve a la comunidad y que respeta plenamente los derechos humanos.

Un logro bien puntual es que hemos incrementado la mayor participación de mujeres en la historia de la PNC y de la Academia, históricamente el porcentaje de participación de mujeres en las promociones era del 7% y nosotros lo hemos llevado a más del 25% en promedio, quiere decir que hemos crecido aproximadamente un 400% en relación a lo que antes había en cuanto a participación de mujeres. Y esto no ha sido fácil, ha sido el resultado de una serie de medidas, procesos, cultura de género, contrarrestar las prácticas que existían  de discriminación y violencia de género especialmente contra las mujeres, en eso hemos sido muy firmes y nos sentimos muy satisfechos que podemos decir después de ocho años, ha sido el periodo en el que más mujeres han participado en la academia y que han llegado a las filas policiales.

El otro es en materia de profesionalización policial, hemos dado la mayor cantidad de cursos de especialización y especialidades, comparado a otra administración, podríamos unir hasta tres administraciones contra la presente y nos daríamos cuenta de que hemos dado mayor cantidad de cursos a una mayor cantidad de policías en actualización y especialidades. Algo similar ha ocurrido en los cursos de ascensos, uno de los rezagos históricos, una de las reivindicaciones más importantes que los policías tenían el retraso en los ascensos. Si bien en los ascensos no podemos decir que estamos totalmente al día, pero si con datos contundentes esta es la administración que más ascensos ha dado comparativamente con el resto de las administraciones de los primeros 17 años y medio. Ya en los primeros 7 años del funcionamiento de esta administración habíamos superado, hemos dado el 52% de los ascensos que se habían brindado en los primeros 17 años y medio.

Otro gran logro en materia de calidad educativa es la creación del IES-ANSP, hoy la ANSP es un instituto de nivel superior, es decir se está convirtiendo poco a poco, porque esto es un proceso continuo en la universidad de los policías, hoy las nuevas promociones (promoción 117 y 118) y dos promociones de policías activos que fungen como instructores, evaluadores de prácticas policiales y tutores, ellos son los beneficiarios también de los cursos que hemos dado también del técnico en ciencias policiales y ellos ahora van a tener no solo el diploma que la ANSP les entrega para ser juramentados como policías, sino que también van a tener un título de técnico, ese es otro gran logro y a la par hemos creado el departamento de proyección social e investigación que es un complemento del IES-ANSP.

También desde hace 5 años ha estado funcionando el Centro de Investigación Científica CINC-ANSP, que es un pequeño tanque de pensamiento que tenemos dentro de la ANSP y que cumple con uno de los mandatos o atribuciones que la Ley Orgánica nos otorga que dice que la academia debe realizar estudios e investigaciones en materia de seguridad pública, divulgarlos y publicarlos, eso es lo que está haciendo el CINC. Orgullosamente podemos decir que llevamos 10 números de la Revista Científica Policía y Seguridad Pública, está por salir la número 11, estos son logros indiscutibles. Es una revista que está a la altura de cualquier publicación académica de corte europeo o continental en América Latina.

Por otra parte en las relaciones democráticas internas, ha sido bajo esta administración que los trabajadores decidieron y han tenido el apoyo y acompañamiento de las autoridades para la creación del primer Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de esta Academia, me refiero al SITANSP, que se creó en el año 2010, fecha en que ya tenía su personalidad jurídica, hay que recordar que este ha sido un Gobierno de inclusión, un Gobierno que reconoce los derechos de los trabajadores y que lejos cuando yo les dije cuando se sentaron hablar conmigo los iniciadores del SITANSP, en esta administración lejos de encontrar obstáculos iban a tener todo el acompañamiento y apoyo dentro del marco que la ley me permitía, así que el SITANSP que ya lleva varias directivas, no ha sido nada más decorativo, ya llevamos dos contratos colectivos de trabajo que han venido en primer lugar a garantizar la estabilidad laboral de algo que yo también me siento muy satisfecho, en ocho años no ha habido más que 30 personas que han sido despedidas, pero todo justificado , los primero cambios se hicieron como es lógico al inicio de esta administración en jefaturas claves lo que se llama personal de confianza, no hubo jamás en la ANSP bajo mi administración ninguna “cacería de brujas”  o despidos masivos, nunca los hubo. Con la firma del contrato los trabajadores han tenido mayores beneficios, estamos por ejecutar el segundo contrato colectivo de trabajo.

¿Qué más falta hacer en la Academia? ¿Cuál es el mayor reto que aún falta por cumplir?

El mayor reto que tiene la Academia Nacional de Seguridad Pública en este momento es consolidar lo que hemos denominado esta tercera gran etapa de la evolución o del desarrollo de la formación policial en El Salvador y eso significa consolidar el Instituto Especializado de Nivel Superior, no es fácil, no es sencillo, hay una gran cantidad de exigencias tanto legales como presupuestarias, normativas organizacionales, pero lo estamos haciendo. Yo esperaría que independientemente de los cambios que vengan en el futuro, este logro que se ha dado de llegar a ser un Instituto Especializado de Nivel Superior ya con  sus decretos ejecutivos, con el reconocimiento de la primera carrera que es la del Técnico en Ciencias Policiales que tenemos ya funcionando con la autorización del Ministerio de Educación, esperaría que se siga consolidando, esto es un proceso, porque queremos llegar un día a que se imparta la licenciatura en Ciencias Policiales e incluso postgrados, maestrías que podrían ser impartidos por esta institución. Eso es lo que quisiera visualizar, a lo mejor no sea yo quien lo realice.

Otro gran desafío, podría decir deficiencia que no pudimos cumplir, un sueño no cumplido, es que esta academia tenga su propia sede, tenga su propio edificio, tenga sus propias instalaciones, seguimos alquilando en San Luis Talpa el inmueble propiedad de CEPA y el de Santa Tecla que es del Ministerio de Justicia, que si bien es cierto es el mismo Estado pero no es lo mismo que la ANSP tenga sus propias instalaciones y en una zona más adecuada, ese es un sueño que ojalá algún día se logre.

La mayor satisfacción a nivel personal que tengo es estar al frente de la institución durante ocho años y medio, es haberme convertido, sin haberlo propuesto, sino que el destino me llevó a eso, en ser el director general de la ANSP que más tiempo ha durado y eso significa haber tenido el honor, la suerte y el apoyo de cinco Gabinetes de Seguridad diferentes, bueno dos presidentes de la República que me han dado su confianza con cinco nombramientos. He tenido el honor de participar en cinco Gabinetes con cinco diferentes ministros de justicia y seguridad pública, cinco directores de la Policía Nacional Civil, y esto es el resultado de la confianza que la ANSP ha transmitido a través de los resultados que hemos dado y dichos resultados se deben a un trabajo en equipo, en primer lugar a mis compañeros y colegas del Consejo Académico que han sido tres diferentes consejos, algunos de ellos como Francisco Valencia y Carmen Yolanda Rodríguez que me han acompañado desde el inicio y de ahí se han ido sumando, todos muy profesionales, todos muy competentes y comprometidos, y ante todo a los otros consejos académicos les agradezco el haberse sumado a los esfuerzos en cumplir los objetivos que se habían trazado como propios, hacerlos propios y acompañar al desarrollo de esta academia.

A las jefaturas, al subdirector, a la jefa de estudios, de administración, a todas las jefaturas de staff que hacen posible, los empleados de todas las áreas administrativas, personal docente que son el alma y la esencia de esta institución, los trabajadores de servicios generales, mantenimiento, todo mundo, este el resultado del trabajo en equipo y también la confianza que la población sigue teniendo. Sin los aspirantes la academia no funciona y eso se debe a un prestigio que se ha ganado durante 25 años, en hora buena por los 25 años de esta academia, ahora es un Instituto de Educación Superior y esperamos que en los próximos años consolide ese alto nivel académico al que ha llegado.

El momento también es propicio en estos 25 años de funcionamiento de la ANSP para expresar un agradecimiento  a la cooperación internacional que desde los inicios de las dos instituciones fundamentales en el tejido institucional de la seguridad pública, derivado de los acuerdos de paz como son la Policía Nacional Civil y la Academia Nacional de Seguridad Pública, tuvieron desde su origen el acompañamiento de la cooperación internacional de países amigos que vinieron a acompañar el nacimiento de la PNC y ANSP, especialmente Estados Unidos, Suecia, Noruega, España, Francia, Brasil, Chile, México, Japón, Corea,  se me van a quedar algunos quizás, pero quiero agradecerles por todo el apoyo que le han brindado a la institución durante estos 25 años.