Con mucha alegría la escritora, poeta, narradora, ensayista y traductora nicaragüense Clara Isabel Alegría Vides, conocida como Claribel Alegría, recibió en su casa la visita del Subdirector Ejecutivo de la ANSP, Cmsdo. José Manuel Olivares Rivera.

La poeta de 93 años goza de fama internacional y ha recibido premios a nivel internacional por sus publicaciones durante su larga trayectoria, Claribel nació en Nicaragua, pero creció en Santa Ana en El Salvador y recuerda a su “paisito” como ella lo expresa con mucho cariño y nostalgia.

El Subdirector Ejecutivo, Comisionado Olivares se encontraba en Nicaragua en misión oficial los días 5 y 6 de septiembre, en la reunión de Directores y Directoras de Academia de Policías, organizada por la Dirección de Seguridad Democrática de la Secretaría General del Sistema de Integración Centroamericana. El objetivo de dicha reunión era elaborar el plan de formación y capacitación para un periodo de 5 años para el personal policial de Centroamérica, México y el Caribe.

Claribel-Alegria-y-Cmsdo-Olivares-02

Biografía de Claribel Alegría, Escritora salvadoreña.

Claribel (Clara Isabel) Alegría nació el 12 de mayo de 1924 en la localidad de Estelí (Nicaragua), pero antes de cumplir un año de edad ya estaba residiendo en Santa Ana (El Salvador) junto a su madre salvadoreña, Ana María Vides, y su padre nicaragüense, el médico Daniel Alegría, después de que ambos fuesen acusados por Anastasio Somoza de colaborar con la guerrilla sandinista.

A comienzos de la década de los 40 y tras cursar sus estudios secundarios, Claribel se marchó a los Estados Unidos para estudiar Filosofía y Letras en la Universidad de George Washington, centro al que se trasladó después de instruirse inicialmente en la Universidad de Loyola en Nueva Orleáns.

En tierra norteamericana conoció y se casó en 1947 con el periodista y diplomático Darwin J. “Bud” Flakoll, con quien años más tarde co-escribiría la novela “Cenizas de Izalco” (1966).

Entre sus títulos destacan “Anillos de silencio” (1948), su primer poemario, “Suite de amor, angustia y soledad” (1950), “Vigilias” (1953), “Acuario” (1955), “Huésped de mi tiempo” (1961), “Vía única” (1965), “Aprendizaje” (1970), “Sobrevivo” (1978), libro por el que fue galardonada con el premio Casa de las Américas, “Suma y sigue” (1981), “Flores del volcán” (1982), “Mujer del río” (1989), “Fugues” (1993), “Variaciones en clave de mí” (1993), “Umbrales” (1997) o “Saudade” (1999), uno de sus mejores libros.

Claribel Alegría, contraria a los regímenes dictatoriales e incluida dentro de la Generación Comprometida, ha escrito también varios ensayos de carácter político, como “La encrucijada salvadoreña” (1980), “No me agarran viva: la mujer salvadoreña en lucha” (1983) o “Para romper el silencio: resistencia y lucha en las cárceles salvadoreñas” (1984), cuentos infantiles, y novelas, como “El detén” (1977), “Álbum familiar” (1984), “Pueblo de Dios y de Mandinga” (1985) o “Despierta, mi bien, despierta” (1986).

El gobierno francés le concedió su Orden de las Artes y las Letras.