Estamos por cumplir 25 años y a lo largo de su breve historia, la ANSP siempre ha hecho énfasis en los planes de estudio en la formación en derechos humanos, que no es una formación como la que se le daba a la Guardia Nacional o Policía Nacional, eso se rompió con los Acuerdos de Paz.

Hemos mantenido formación en derechos humanos a lo largo del funcionamiento de la Academia, pero en los últimos ocho años que me ha correspondido ser director de la misma, hemos procurado profundizar aún más. Los tres ejes transversales que siempre han existido en la formación de los policías del país son los derechos humanos, ética y deontología policial, además hemos agregado otros tres ejes a partir del 2009, fueron los primeros cambios que hicimos al incorporar el eje temático de filosofía en policía comunitaria, nosotros comenzamos ese cambio, que hizo una reforma completa en los planes de la PNC, el otro eje es género y derechos de la mujer y el último es Justicia Penal Juvenil.

Se imparten derechos humanos en toda la currícula, tanto en la formación de nuevos policías como en los cursos de actualización y especialidades para el personal policial, desde el curso más básico hasta en el de mayor élite deben estar presentes los cinco ejes temáticos que están instruidos por el Consejo Académico de la ANSP, que es la máxima autoridad en nuestra institución.

Pero además de ello, la asignatura en derechos humanos es una asignatura como tal, está en la currícula, pero también debe estar presente en todas aquellas áreas de formación como lo son las técnicas y las tácticas policiales, procedimientos de intervención y área jurídica, para hacer énfasis en cómo dar cumplimiento a ella.

El entrenamiento de los policías lo hemos actualizado, antes consistía en tres meses de formación en aulas, seguido de un mes de prácticas integradas (es la simulación de los procedimientos policiales donde tenía que estar presente un profesor en derecho, otro de intervención policial y otro de derechos humanos), luego seguían tres meses en aulas y un mes de prácticas integradas; que hacían un total de ocho meses, para terminar su formación con tres meses de entrenamiento en delegaciones policiales, haciendo en total 11 meses de formación; a partir de este año los alumnos realizarán 2 años de estudios teóricos y prácticos en la carrera de Técnico en Ciencias Policiales.

Lo que hacemos es continuamente inculcar los procedimientos que establecen, por ejemplo, los principios básicos de las Naciones Unidas para los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, los principios básicos del uso de las armas de fuego, etc., que son fundamentales en la formación en lo que corresponde a la Academia.

Otra cosa será que ya en la práctica pueden haber excesos, puede haber abusos y pueden darse cuadros de violación a los derechos humanos; ahí ya le corresponde a las instituciones de contraloría de la institución, en este caso las que están bajo la conducción de la Inspectoría General de la PNC que deben investigar en un primer momento, porque si ya son delitos le corresponde intervenir a la Fiscalía General de la República.

En lo que a mi me consta, de acuerdo a las directrices que da el señor Ministro de Justicia y el Director General de la PNC, es que ellos no van a tolerar eso, a los policías que se les determine responsabilidad van a ser puestos a la orden de los tribunales. Aunque también la gente debe entender, pienso yo,  que nuestros policías no salen todos los días a enfrentar probables hechos delictivos, probables delincuentes novatos; estamos hablando que todos los días nuestros policías están enfrentado a grupos altamente estructurados, violentos, armados y que han sido capaces de matar hasta 160 policías en cuatro años, eso hay que tenerlo en cuenta en términos no de legitimar excesos y abusos, pero sí de ponerse en el contexto de que también el policía necesita respaldo y apoyo, un periódico publicó una caricatura donde está un policía en un cementerio y la caricatura dice ¿quién cuida de quienes nos cuidan?, es un mensaje que debemos entenderlo todos.

Entrevista brindada por el director de la ANSP, Lic. Jaime Martínez a medios de comunicación en el evento de informe de violaciones a los Derechos Humanos 2016.