La ANSP realizó un acto conmemorativo al “Día Internacional de la No violencia hacia las Mujeres” en el que participaron estudiantes, personal docente, administrativo y policial.

Al inicio del evento el director general de la ANSP, Mtr. Jaime Edwin Martínez hizo una remembranza de las disposiciones realizadas desde el inicio de su administración, para reivindicar los derechos de las mujeres y eliminar toda forma de discriminación y prácticas inaceptables, donde enfatizó “Nos sentimos satisfechos de haber logrado una participación histórica de ingreso de mujeres en el nivel básico, como resultado de las medidas tomadas en los últimos años”

Por su parte la coordinadora del Movimiento de Mujeres Mélida Anaya Montes, Licenciada María Delia Cornejo, realizó una ponencia sobre los hechos históricos del Día Internacional de la No violencia contra las Mujeres, a raíz del asesinato las hermanas Mirabal, el 25 de noviembre de 1960; las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, se habían rebelado contra el régimen dictatorial de Rafael Trujillo en República Dominicana.

En reconocimiento a la valentía de dichas mujeres y en la defensa de los Derechos Humanos, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

En 1993, la ONU aprobó la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, allí se definió esta problemática como “todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada”, la Asamblea de la ONU reconoció además que era necesario “un compromiso de todos los Estados y de la comunidad internacional en general” para eliminar estos tipos violencia.

La licenciada Cornejo expresó: “Es necesario fortalecer las instancias del Estado en el abordaje de la violencia contra las mujeres y considerar los hallazgos de la Encuesta Nacional de Violencia Contra las Mujeres DIGESTYC 2017, que presenta que el 94% de hechos ocurren sin ser detectados; además, los medios de comunicación y la sociedad en general deben mantener vigilancia permanente ante la victimización cotidiana que sufren las mujeres y la respuesta de las instituciones”

Así mismo, la señora integrante del Consejo Académico, Maestra Catalina Rodríguez Machuca de Merino hizo una magistral evocación histórica de las instituciones que a través del tiempo han sido referentes importantes en todas las sociedades: el Estado, la iglesia y la escuela, que son pilares fundamentales que deben incidir en la resolución del problema de violencia hacia la mujer en la sociedad salvadoreña.