El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, conmemoró los 27 años de la firma de los Acuerdos de Paz, como un hecho histórico que iluminó el camino para trabajar por un país más democrático, fortaleciendo el diálogo como la herramienta primordial para vencer los grandes desafíos de la nación.

En su mensaje, destacó que ahora el país cuenta con una institucionalidad eficiente para la protección y promoción de los derechos humanos, la defensa territorial y la soberanía nacional, que garantiza la aplicación de justicia, la seguridad pública, la libertad del sufragio, la independencia de los órganos del Estado y la movilización social.

“También ha permitido que tengamos la posibilidad de asistir a las urnas en el marco del ejercicio democrático, en condiciones libres y con el más alto respeto a la voluntad ciudadana”, manifestó el jefe de Estado.

Remarcó que este aniversario de los Acuerdos de Paz es propicio para resaltar que El Salvador ha logrado avances significativos en la erradicación de la pobreza y la desigualdad, y en el respeto a los derechos ciudadanos y la equidad social.

Manifestó que la Política de Participación Ciudadana significará una de las grandes herencias de su gobierno a El Salvador, ya que su gestión se cimentó en la búsqueda de entendimientos y compromisos comunes, lo que ha sentado un precedente para una función pública más efectiva.

Destacó que, junto a la Organización de las Naciones Unidas, se sigue impulsando la creación de una segunda generación de acuerdos que tengan en cuenta los nuevos retos de la sociedad salvadoreña con énfasis en los ámbitos económico y social.

Precisó que la firma de los Acuerdos de Paz también fue posible gracias a naciones amigas que contribuyeron desde los primeros acercamientos de diálogo hasta la verificación del cumplimiento de lo acordado.

“Países como España, Francia, México y Venezuela respaldaron nuestro proceso para establecer la democracia y la institucionalidad que continuamos consolidando y fortaleciendo. Reconocemos a la Organización de las Naciones Unidades, que desempeñó un papel fundamental en esta etapa de pacificación en nuestro país”, dijo.

Para el mandatario el proceso que inició con la firma de los Acuerdos de Paz el 16 de enero de 1992 debe continuar para bien del país, las familias y cada ciudadano.

“Los retos de hoy son distintos a los de hace 27 años, por ello son imprescindibles nuevos acuerdos, basados en la realidad que vivimos y orientados a afrontar los desafíos actuales y futuros”, destacó el Presidente.

Acuerdos-de-Paz-04