La Academia Nacional de Seguridad Pública entregó a la Policía Nacional Civil, un grupo de seis agentes especializados en el Sistema de identificación mediante la comparación de las huellas digitales (dactiloscopia), que abonará a las investigaciones policiales y fiscales contra homicidas y otros delincuentes.

En siete meses los agentes han sido instruidos por expertos de la Academia en Biología Forense, Análisis Físico Químico, Sustancias Controladas, Balística Forense, Documentoscopia, delitos tecnológicos, elaboración de informes de resultados de búsqueda de intendentes policiales, elaboración de informe pericial y conclusión del análisis, registro delincuencial y más.

Las prácticas durante el aprendizaje fueron claves para conocer a fondos los procedimientos que se realizan en una escena en la que pueden haber fallecidos o pérdidas económicas. Lo importante para los peritos es levantar las huellas dactilares que hayan sido dejadas por error en cuerpos humanos u objetos en el entorno, posteriormente analizarlas e ingresarlas al sistema de la PNC para que arroje un número de perfiles y continuar con las indagaciones hasta dar con el culpable.

A la graduación asistió el jefe de la División de la Policía Técnica y Científica, comisionado Jesús Molina Aguiluz, quien agradeció a las autoridades de la Academia por dicho aporte y explicó que esto contribuye a tener una prueba técnica científica a la hora de acusar a un imputado en los tribunales,  ya que se convierte en una evidencia objetiva que muy difícilmente se puede poner en entredicho.