A través de la  División de Investigación Social de la ANSP, se encuestó a 470 policías operativos que pertenecen a diferentes programas de prevención de violencia para conocer las estrategias  que se están implementando en el territorio y cuales están siendo los resultados que traen las mismas.

La intención de este método de medición es identificar las posibles fallas que se podrían estar cometiendo, corregir y reforzar las buenas prácticas. De acuerdo al doctor Augusto López quién fue el encargado de llevar a cabo el estudio y presentarlo, los policías manifestaron tener libertad en la toma de decisiones en cuanto a la forma en la que deben trabajar en las comunidades, lo que consideran positivo  ya que provoca liderazgo en los oficiales.

Por otra parte, 83 grupos de personas en las comunidades también fueron encuestadas, quienes destacaron que los programas de acercamiento entre la PNC y la población genera afinidad moral entre ambas partes, lo que lleva a un entendimiento de las funciones y hacia un respeto del trabajo policial.

Los ciudadanos también consideran que la policía debe hacer más actividades de prevención que de represión, asimismo según sus respuestas piden a las autoridades identificar a quienes están delinquiendo para evitar confusiones que transgredan los derechos de otros y así que no exista un rompimiento en la relación que construyen.

Estos resultados se dieron a conocer en las sede de la Academia Nacional de Seguridad Pública ante jefaturas de la Academia y de la Corporación que participaron en el intercambio de opiniones o comentarios que se dio al finalizar la presentación.